3 tips para elegir mejor el empaque y embalaje de tus productos

Sin categoría
Embalaje

Imaginemos que hoy es el primer día de tu e-commerce, ya has obtenido tus primeras ventas ¿Y que sigue ahora? ¡Enviar tus productos! A través de distintos proveedores de  paquetería puedes enviar con seguridad los pedidos de tus clientes y para lograr una mayor satisfacción, la entrega debe realizarse en óptimas condiciones, de lo contrario podría ser la última vez que los clientes compren en tu tienda debido a que hoy en día el empaque y embalaje se ha convertido en un elemento necesario para proteger el producto y transmitir una experiencia de compra positiva en el usuario final.

Por esta razón el empaque y el embalaje se han convertido en una de las piezas clave de los negocios. A continuación te presentamos los puntos principales a considerar al momento de elegir tu proveedor de logística:

Medidas y peso: Es muy importante que siempre consideres la medida y el peso de tu producto. Lo ideal es nunca utilizar una caja o empaque muy justo; seguramente se romperá en algún punto y tu producto se verá afectado. Elige un empaque más grande que tu producto en el que puedas agregar algo de protección como material burbuja, relleno suelto, unicel o algún otro elemento que permita la amortiguación.

Resistencia: Asegúrate de realizar pruebas de seguridad a tu producto para saber que tan resistente es. Así podrás descifrar que tanta protección necesita para mantenerse intacto.

Material de calidad: Recuerda siempre que “lo barato sale caro”. Utilizar materiales de baja calidad no podrás asegurar al 100% la resistencia de tus productos; así mismo deberás elegir siempre recursos resistentes y de alta calidad para que resista a cualquier tipo de viaje.

Efectividad: Si ya elegiste el empaque y embalaje de tu producto, asegúrate de realizar pruebas para determinar la efectividad final; Puedes realizar el siguiente ejercicio:

1.- Agita la caja
2.- Verifica que no se mueva el producto
3.- Comprime hacia los lados con ambas manos la caja
4.- Asegúrate de que no se sienta el contenido del paquete

En resumen, el empaque de tu producto siempre hará la diferencia al momento de ser recibido por tu cliente y tu estarás muy tranquilo al saber que siempre llegará en óptimas condiciones y tendrás al final un cliente recurrente y feliz.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *